El Burgo Antiguo, destinado desde su nacimiento a mitad del siglo XVII a ser parte integrante del proyecto de realización de la Venaria de Amedeo di Castellamonte, introduce paso a paso el esplendor de la residencia, la atmósfera y el golpe de efecto.

El diseño de la planta reproduce el Collar de la Anunciación, la más alta condecoración de la Casa Saboya. Correspondiendo con la medalla, Castellamonte situó una plaza circular con sendas iglesias gemelas a la izquierda y la derecha. La plaza está dedicada a la Santísima Anunciación.

Diseñado como un Patio menor, orientado hacia la fachada del gran palacio, el Burgo del siglo XVII abría el largo ceremonial que conducía a los visitantes hasta el Patio de Honor, para luego acompañarlos a la entrada de la Sala de Diana.

Hoy, como entonces, el Burgo Antiguo recibe a los visitantes con su arquitectura antigua, su amplio panorama y su historia real.