Jardín de las Esculturas Fluidas

 Jardín de las Esculturas Fluidas

Desarrollado en un terreno de tres hectáreas, El Jardín de las Esculturas Fluidas de Giuseppe Penone presenta árboles de bronce, fuentes y bosques y la base de su estructura es el Jardín de las Fuentes que Amedeo de Castellamonte había creado para el parque del Palacio Real. Consta de 14 obras, realizadas entre el 2003 y el 2007, y está pensado como un lugar sensorial en el que los diversos materiales utilizados (árboles, mármol, agua, bronce, piedra y granito) marcan el paso de una escultura a otra, en un permanente estado de fluidez entre los elementos, para descubrir las analogías que unen el mundo mineral, el vegetal y el humano. El proyecto ha sido realizado en colaboración con el Castillo de Rivoli - Museo de Arte Contemporáneo.

Las referencias de Giuseppe Penone para afrontar este particular encargo han sido la especial conformación del Parque Bajo de la Venaria y la historia plurisecular que se ha ido sedimentando con el pasar de los siglos. El mismo ha tenido a su disposición una superficie de cinco hectáreas divida en recuadros precisos y situada al lado del Palacio Real.

El antiguo nivel del Parque Bajo destruido a principios del siglo XVIII ha sido reconstruido para albergar, en la parte inferior, las centrales tecnológicas del Palacio Real. Sin embargo, era necesario, y esto es seguramente el aspecto de mayor originalidad que los Jardines de la Venaria proponen, restablecer la originalidad de esos sectores del jardín del siglo XVII que un tiempo estaban caracterizados por la trama formada por el componente vegetal con un rico aparato de esculturas y de juegos de agua que se han perdido completamente.